27 de agosto de 2015

BIZCOCHO DE CALABACÍN SIN HORNO




Hola!! La verdad es que tengo esto algo abandonado, pero unas veces por falta de tiempo y otras por falta de ganas, no publico tanto. Además del cambio en los hábitos alimentarios en casa, intento no hacer tantos dulces y además, intento seguir una dieta lo más completa y sana posible, dentro de las posibilidades y las dificultades que eso comporta cuando tienes 2 niños, con vida social como cumpleaños, fiestas varias, meriendas en casa de los tíos o en casa de los abuelos o en casa de amigos..., así que en casa intento que se "coma bien". Sigo siendo la repostera de la familia, pero lo reservo a fechas especiales, que es cuando realmente se debe tomar dulce, eso sí, parece que en verano se multiplican las ocasiones especiales o las celebraciones y reuniones, jajajaja, ¡¡todos los findes hay algún sarao!! Así que hoy vengo con un bizcocho que suelo hacer bastante, porque es muy rápido y no necesito encender el horno, yo lo suelo hacer con nueces, y únicamente uso la thermomix para picar los calabacines y las nueces, y luego la mezcla la hago con unas varillas manuales o un tenedor. En esta última ocasión cambié parte de la harina por cacao, porque en el grupo de facebook "Cocinar con Thermomix" el bizcocho de calabacín y cacao está de moda últimamente, aunque yo he hecho mi versión. Podéis hacerla con azúcar normal, aunque yo la suelo hacer con panela y podéis variar la cantidad dependiendo de si os gusta más o menos dulce.
La receta la saqué de mi libro de Cocinar con microondas de ediciones Susaeta, y yo la adapté a la Thermomix, y le hice algún cambio, ya que en la original usa harina leudante (que ya lleva la levadura incorporada), de este libro también saqué la del bizcocho de zanahoria sin horno. Os dejo las dos versiones, a ver qué os parece. ¡¡Hasta la próxima!!



Ingredientes:
  • 50 g. de nueces (opcional)
  • 150-200 g. de calabacín
  • 2 huevos
  • 150 g. de azúcar o panela
  • 180 g. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de canela o de 3 especias (canela, jengibre y cardamomo)
  • 260 g. de harina integral (puede ser normal): para la versión con cacao, sustituir 50 g. de harina por 50 g. de cacao puro en polvo ( 210 g. de harina y 50 g. de cacao)
  • 2 cucharaditas de levadura química en polvo


Preparación:

Sin Thermomix:
  • Untamos un molde apto para microondas de plum cake o de corona o redondo.
  • Rallamos bien el calabacín y reservamos.
  • Machacamos las nueces y pegamos la mitad por el fondo y las paredes del molde untado.
  • En un bol batimos los huevos con el azúcar o la panela, el aceite y las especias.
  • Incorporamos la harina, el cacao (si lo ponemos), el resto de las nueces y la levadura y mezclamos hasta que quede homogéneo. Es una masa algo espesa.
  • Echamos la mezcla en el molde preparado y metemos en el microondas a potencia media.alta (en el mío es  a 600) durante 9 minutos y después dejamos otros 10 minutos con el microondas parado, pero sin abrir la puerta.
  • Pasado el tiempo, desmoldamos, dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glas, si queremos.
Con Thermomix:
  • Untamos un molde apto para microondas de plum cake o de corona o redondo.
  • Picamos las nueces 1-2 segundos, velocidad 5, repetimos si quedan trozos muy grandes y pegamos la mitad por el fondo y las paredes del molde untado. Reservamos el resto.
  • Rallamos el calabacín 10 segundos, velocidad 4. Si queremos, podemos bajar de las paredes el calabacín y picar unos segundos más. Reservamos en un bol.
  • Batimos los huevos junto al azúcar, el aceite y las especias 2 minutos, velocidad 4.
  • Incorporamos el calabacín y el resto de las nueces (si las va a llevar) y mezclamos 10 segundos velocidad 3.
  • Finalmente, añadimos la harina, el cacao (si lo decidimos poner) y la levadura y mezclamos 10 segundos, velocidad 3 1/2. Luego terminamos de mezclar con la espátula.
  • Echamos la mezcla en el molde preparado y metemos en el microondas a potencia media.alta (en el mío es  a 600) durante 9 minutos y después dejamos otros 10 minutos con el microondas parado, pero sin abrir la puerta.
  • Pasado el tiempo, desmoldamos, dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glas, si queremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada