2 de agosto de 2011

TARTA GUINESS



Aquí os presento la primera entrada de las recetas de la fiesta que celebré el sábado 30 de julio en casa, era para celebrar mi cumpleaños ( que es el 20) junto con el de mi cuñado Pedro (que es el 30), así que hicimos una fiesta compartida. Esta tarta me apetecía mucho hacerla así que encontré que ésta era una buena ocasión. Estaba de muerte!! La preparé toda el día anterior, ya que Isasaweis destaca que de un día para el otro está mucho más rica. Yo seguí la receta de Velocidad Cuchara, que es la misma pero adaptada a la Thermomix, y de verdad, riquísima!! Y de aspecto chulísimo!! Espero que os guste!!


Ingredientes:

  • 250 g. de harina de repostería
  • 75 g. de cacao puro en polvo (yo siempre uso Valor)
  • 400 g. de azúcar
  • 2 cucharaditas y media de bicarbonato
  • 250 ml. de cerveza negra Guinness
  • 250 g. de mantequilla 
  • 140 g. de nata líquida para montar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Para el frosting:
      • 300 g. de queso crema tipo Philadelphia
      • 150 g. de azúcar glas
      • 350 g. de nata líquida para montar



Preparación:
  • Forramos un molde redondo desmontable (el mío era de 26 cm. de diámetro) con papel de hornear o lo engrasamos bien con mantequilla. Y precalentamos el horno a 180º.
  • Echamos en el vaso la harina, el cacao, el azúcar y el bicarbonato y "tamizamos" 15 segundos, velocidad 5. Reservamos.
  • Vertemos la cerveza y la mantequilla en el vaso y programamos 3 minutos, 50º, velocidad 2.
  • Añadimos la nata, los huevos y la vainilla y batimos 20 segundos en velocidad 2 1/2.
  • Programamos velocidad 3 sin tiempo y vamos echando la mezcla de los ingredientes secos reservada a través del bocal, con una cuchara, hasta que veamos que está todo bien mezclado.
  • Vertemos en el molde y horneamos unos 50 minutos, hasta que metamos un palillo y salga limpio. Dejamos enfriar.
  • Para hacer el frosting:
    • Pulverizamos el azúcar durante 30 segundos en velocidad progresiva 5-9.
    • Programamos velocidad 3 sin tiempo y echamos el queso por el bocal hasta que quede bien integrado. Reservamos.
    • Colocamos la mariposa en las cuchillas y vertemos la nata bien fría y montamos en velocidad 3 1/2 sin tiempo, vigilando en todo momento para no pasarnos. (Os cuento un secreto, en esta ocasión no me montó la nata, pero probé a incorporarla a la crema de queso y fue bien, no le añadí toda la nata, dejé una tercera parte o así, luego la usé en otra receta en que necesitaba nata, pero sin montar, jejejeje). 
    • Unimos la nata a la mezcla de queso reservada con movimientos envolventes, cuando está homogéneo cubrimos la tarta con la cobertura, dejando que se derrame muy poquito por el borde, simulando la espuma de la cerveza.

3 comentarios:

  1. Esta tarta la veo muy curiosa, la cerveza en los bizcochos es algo que jamas hubiera pensado! Los solía poner en mis crepes, queda muy bueno, a ver que tal sabe en los bizcochos ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Esta tarta es una de mis favoritas. El 30 tambien la hice para mi amiga Cristina que cumplia años el 31¡¡¡ Te ha quedado genial y es perfecta¡ Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  3. Esta tarta es genial, tiene una presencia que habla por sí sola... y además está tan buena!!

    Para no haberte montado la nata te quedó de lujo!

    Besos!

    ResponderEliminar